No felicito los cumpleaños

Todo el mundo se lo pregunta, ¿por qué no suelo felicitar los cumpleaños?
Y es más, ¿Por qué no celebro mi cumpleaños? ¿Por qué indico a la gente que me felicite por mis logros y no lo haga celebraciones como esta?

Como base para explicar esto primero tengo que decir (o recordar) que yo no me rijo por las convecciones sociales, sino que tengo una actitud crítica hacía cualquier acción, de modo que si hay una convección social sobre felicitar los cumpleaños, la voy a cuestionar.

Dicho esto, ¿Qué sentido tiene felicitar los cumpleaños?
Desde un punto de vista matemático:
  • Es algo que se hace cada año que pasa después de que nazcas y, posteriormente, después de tu último cumpleaños con un error de un día. Sin embargo es algo que no cuenta con el error que existe en nuestro sistema al contar los años, de modo que yo que nací el 11/11/1987 ¿No debería revisar la fecha de mi cumpleaños año tras año para ajustarla a lo que realmente es un año?
  • No existe ninguna explicación científicamente válida para celebrar esto cada año, desde este punto de vista podría ser igual de válido celebrarlo cada día, cada mes, cada 6 meses, cada 2 años, cada 4 años, etc.
Desde un punto de vista Biológico:
  • No existe ninguna conexión biológica entre la fecha de nacimiento y los años contabilizados a partir de esta.
Desde un punto de vista Psicológico:
  • No creo que sea adecuado felicitar a una persona y, en su caso, hacerle una fiesta, darle regalos, etc por nada (sin razón aparente, sin haber hecho nada) , de hecho sería algo psicológicamente malo. Los seres humanos para funcionar a pleno rendimiento necesitamos ser premiados cuando hacemos algo bien y no ser premiados (o ser castigados) cuando no hacemos nada o hacemos algo mal.
    (Consultar refuerzo positivo y refuerzo negativo)
Desde un punto de vista social:
  • Los cumpleaños unen y separan: Estos eventos unen socialmente a los asistentes, muchas veces entre gente desconocida con gustos que probablemente sean parecidos (he aquí algo positivo). Pero estos eventos también desunen y es que no puedes invitar a toda la lista de tus amigos del tuenti (y todos aquellos que no invites se van a sentir claramente apartados de tu circulo social) y, además, la gente que viene al cumpleaños no suele poder invitar a sus amigos, de modo que también desunen a estos de las relaciones con su circulo habitual de amistades.
  • Se le da una importancia social a la edad: El sólo hecho de tener una celebración en torno a la edad le da una importancia que, bajo mi opinión, no tiene.
Desde un punto de vista económico:
  • Esta celebración es una de las más grandes expresiones del capitalismo, y es que representa una de sus bases: Comprar cosas que no son de primera necesidad y que, además, probablemente realmente no necesitemos. En esta ocasión en forma de regalo.
  • Pero además es una expresión del comunismo extremo, habitualmente cuando eres invitado a un cumpleaños puedes comer y beber de todo sin tener que dar nada a cambio. Lástima que este comunismo extremo luego se refleje extremadamente en el capitalismo del que cumple años.

Desde un punto de vista informático:
  • Ni el hardware ni el software son felicitados cuando cumplen años, sólo son felicitados en su nacimiento, cuando los desarrolladores consiguen logros que mejoran lo anterior. 
  • Windows seguirá siendo igual de malo por muchos años que pasen
Desde un punto de vista astronómico:
  • En la luna no hay oxígeno en el aire (aunque si se encuentra sólido), componente esencial para la combustión de las velas de cumpleaños.
Desde un punto de vista de un enfermo de alzheimer:
  • No se acordará del día de su cumpleaños.
Desde un punto de vista audiovisual:
  • No suelen existir obras audiovisuales en las que el tiempo de la obra sea similar al tiempo real, de modo que en una obra de 30 minutos una misma persona podría celebrar... no sé... ¿12 cumpleaños?, de modo que esta celebración al final resultaría pesada.
Desde tu punto de vista
  • Desde tu punto de vista, el punto de vista del lector, podrías leer esto y dejar tu punto de vista en los comentarios ¿o prefieres que diga yo tu punto de vista?
Desde el punto de vista de Chuck Norris
  • Chuck Norris celebra su cumpleaños una vez cada minuto, e invita a todos sus seguidores de Facebook y sus fans de la Frikipedia.
  • Además Chuck Norris no apaga las velas, se apagan solas nada más verlo.
Desde el punto de vista de un pastelero
  • Le estaré fastidiando el negocio como algún colgado de los que leéis esto decidáis apoyarme xD
Desde el punto de vista de José Coronado
  • José Coronado celebra su cumpleaños en el cuarto de baño.
  • Sus amigos le regalan una escobilla del váter todos los años.
Desde el punto de vista de alguien que murió hace 20 años:
  • Lleva 19 años revolviéndose en su tumba preguntándose por qué no lo felicita nadie.

En fin, que me desvío del tema.
Concluyendo

Sobre felicitar. En caso de que alguien desee felicitarme, quiero que sea por mis logros, hazañas, resultados, éxitos, etc y no que algo que puede ser tan fuerte con una felicitación sea usada de forma efímera y errónea para los denominados cumpleaños.

Sobre las celebraciones. Me parecen geniales las celebraciones y las fiestas, pero antes que celebrar algo por una razón absurda (como es un cumpleaños) prefiero que sea la celebración sin razón alguna en lugar de enmascarar la celebración bajo una razón infundada.


11 comentarios:

nauj27 dijo...

Vale, has dejado claro que eres un mala follá como buen granadino.

Ahora te diré mi opinión: cuando felicito a alguien por su cumpleaños estoy celebrando que gracias a que ha nacido lo tengo como amigo.

¿Qué tienes que decir contra eso? :P

LP-Spain dijo...

Pues que eso lo puedes hacer en cualquier momento, no en los cumpleaños. Y en cualquier caso tendrías que felicitar a los padres, no a él directamente. xD

Anónimo dijo...

Vaya, yo pensaba que no felicitabas a nadie por su cumpleaños porque no habías tenido a nadie que te aguantase durante al menos un año entero para tener oportunidad de hacerlo...

LP-Spain dijo...

Bueno, eso aparte querido Anónimo. En cualquier caso no hace falta aguantarme un año para que llegue un cumpleaños, sólo es una cuestión de coincidencia temporal.

Anónimo dijo...

Feliz Cumpleaños, LP.

LP-Spain dijo...

xD

Reven dijo...

El comunismo no da nada gratis, si no trabajas no comes. Ningún teórico marxista da por sentado que en el comunismo los artículos sean gratis.

:P

LP-Spain dijo...

Bueno, cuesta trabajo, hay que conseguir el regalo :P

Ayelen dijo...

Por fin alguien que escribe usando la razón y la lógica! Yo solo felicito a la gente cuando hacen algo bueno, cuando logran una meta, o después de un esfuerzo grande. Hay que saber diferenciar entre tomar una decición correcta y ganarse una felicitación a no hacer nada y llevarsela de arriba! Felicitar tiene que ser por algo especial, por algo que valga la pena como por ejemplo un titulo universitario...

Lordskorpius dijo...

Muy bueno, aunqu tambien te recomiendo esta página http://xn--frasesdecumpleaos-txb.info/tarjetas-para-cumpleanos

Inemar dijo...

Estoy de acuerdo con algunas de las razones que has expuesto, pero también hay que mostrar las cosas positivas, no sólo las negativas :P.
Yo creo que se felicitan (y hablo de felicitar, no de dar regalos u otras cosas que se hacen) los cumpleaños por una mera cuestión cultural, por un hábito social, como existen muchos otros. Hay que tener en cuenta que los cumpleaños también son una oportunidad y una excusa para retomar amistades o saber de alguien con el que hace mucho que no hablabas simplemente porque en el día a día a veces se tiene la cabeza en otro sitio (en el trabajo, los estudios...) y precisamente en ese día te has acordado de que tienes un amigo y que ese es un día que le distingue entre otros.
Además, un motivo de felicitación podría ser que simplemente ha vivido un año más, y por lo tanto la gente que está a su alrededor y que le quiere de una u otra forma esté contenta por ello.
Es lo mismo por lo que existen ciertos días del año que se celebran, que se crearon para recordar fechas importantes y seguirse alegrando por lo que un día se consiguió, o sucedió, como el día de los cumpleaños, que se celebra por el nacimiento, la llegada a la vida de una determinada persona hace unos años.